20 dic. 2014

Pa de pessic o Bizcocho Genovés

Hola de nuevo!!


A punto de coger vacaciones... hoy vengo con otra receta dulce, un Pa de pessic, como lo llamamos en Catalunya, conocido generalmente como Bizcocho Genovés, es decir, huevos, azúcar y harina, poco o nada más... 
Se caracteriza por tener una miga densa y esponjosa aún no llevando nada de levadura; el secreto está en batir durante un buen rato los huevos junto al azúcar.

Tanto si acompaña el desayuno, como un buen chocolate caliente para merendar, es un bizcocho 10, te lo comerías a pellizcos, probablemente de ahí le venga el nombre... Además sirve como base de muchas tartas, ya que se puede emborrachar con almíbar, licor, o rellenarlo con mermeladas, trufa, nata, lemon curd o el dulce que se prefiera. 

Esta misma base ya la he usado en otras recetas como el Bizcocho a las tres leches, los Piononos al ron y alguna que haré más adelante para recetas saladas... Sí, sí, en salado también está increíble!

*Veréis muchas recetas donde os piden que la harina sea especial de repostería... yo no la veo necesaria, y os hablo por mi experiencia. Mis bizcochos están preparados con harinas integrales de trigo, espelta... y me quedan muy tiernos. 
El que os presento hoy está hecho con harina integral de trigo y aunque su textura es más rústica, os aseguro que queda muy muy esponjoso. Hoy día encontraréis harinas de todo tipo y a granel (Ecológicas, blancas, semi-integrales, integrales, de espelta, de Kamut, de trigo sarraceno, de maíz, de centeno...) La oferta es variadísima y nos permite jugar con los sabores y las texturas, a la vez que hace accesibles muchas recetas a personas con intolerancias alimentarias.

Bueno, vamos con la receta. Tomad nota...

Ingredientes (Para 4-6 personas. Molde de 20 cm diámetro)
  • 4 huevos (a temperatura ambiente)
  • 120 grs. de azúcar integral de caña 
  • 120 grs. harina (yo la uso integral de trigo o espelta)*
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o azúcar vainillado 
  • 1 pellizco de sal (siempre uso sal marina fina)
  • mantequilla o aceite y harina para engrasar el molde 

Preparación Manual (preparaos para hacer brazos... jajaja!!)
  1. (Si la vainilla es en esencia o pasta, añadirla al principio, antes de batir los huevos con el azúcar. Si es azúcar vainillado, incorporarlo junto a la harina)
  2. Precalentar el horno a 170ºC (si tiene aire, calor abajo + ventilador; si es convencional, calor arriba y abajo)
  3. En un bol, batir los cuatro huevos junto al azúcar hasta que esponjen y doblen su volumen (calculad unos 15 minutos batiendo...)
  4. Añadir la harina y el pellizco de sal, poco a poco, a través de un tamiz o colador para que no se baje la mezcla y remover con movimientos envolventes hasta que quede integrada.
  5. Engrasar el molde o poner en la base de éste una hoja de papel sulfurizado (de horno). Incorporar la masa del bizcocho y hornear a media altura durante 25-30 minutos aproximadamente. (Sabréis que está listo si al pinchar con un cuchillo o brocheta, éste sale limpio de masa. Si no, dejadlo en el horno en periodos de 5 en 5 minutos hasta que esté hecho)
  6. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  7. Disfrutar!!!
Preparación en Thermomix TM31
  1. (Si la vainilla es en esencia o pasta, añadirla al principio, antes de batir los huevos con el azúcar. Si es azúcar vainillado, incorporarlo junto a la harina)
  2. Precalentar el horno a 170ºC (si tiene aire, calor abajo + ventilador; si es convencional, calor arriba y abajo)
  3. Colocar la mariposa en el vaso de le Thermomix e incorporar los huevos y el azúcar. Tapar y batir 6 minutos, 37º C, Vel. 3,5
  4. Acabado el tiempo, repetir la operación sin temperatura.
  5. Incorporar la harina tamizada junto al pellizco de sal. Mezclar 10 segundos, vel. 2,5. Retirar la mariposa y acabar de mezclar con una lengua o espátula con movimientos envolventes.
  6. Engrasar el molde o poner en la base de éste una hoja de papel sulfurizado (de horno). Incorporar la masa del bizcocho (se puede espolvorear con azúcar antes de entrar al horno, yo le pongo azúcar integral) y hornear a media altura durante 25-30 minutos aproximadamente. (Sabréis que está listo si al pinchar con un cuchillo o brocheta, éste sale limpio de masa. Si no, dejadlo en el horno en periodos de 5 en 5 minutos hasta que esté hecho)
  7. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  8. Disfrutar!!!

Se pueden hacer variantes, al gusto del consumidor... Por ejemplo, se le puede añadir canela, ralladura de limón o naranja, un chorrito de licor, lo que prefiráis.

Lo mejor de este bizcocho es que es de aquellos que, si dispones de unas buenas varillas eléctricas o un robot que te haga la faena de batir, lo haces en un momento y te saca del apuro si se te presenta gente a merendar.

Vosotros elegís, como siempre digo, lo hecho en casa y con ingredientes de calidad y proximidad, es un regalo para los sentidos.

Gracias por dedicarme otro ratito... 

Aprovecho para felicitaros las fiestas. Que tengáis una Navidad y un 2015 lleno de abundancia.


Un abrazo y que seáis muy felices!!!




20 oct. 2014

Crumble de manzana y pera

Buenos días familia!!!

Comenzamos otra semana de otoño con un postre inglés a base de fruta, harina, azúcar, mantequilla y algún ingrediente extra... 
Es muy sencillo y además se puede tomar frío o en caliente.


Realmente son dos recetas en una, ya que por un lado he preparado una compota de manzana y pera que podríamos acompañar con yoghurt o bien sobre una tostada con mantequilla en el desayuno, y por otro la base de unas galletas de mantequilla básicas.

Las personas intolerantes al huevo pueden tomarlo, pero no las celíacas, ya que lleva harina y avena. No obstante, se podrían sustituir por harina de trigo sarraceno, que sí es apta.

Recordad que cuanto más de proximidad sean los ingredientes que usemos, más saludables y más garantías tendremos sobre su origen y manipulación. Yo particularmente, uso ingredientes de origen bio o ecológicos...


Bien, vamos con la receta??

Ingredientes (Para 6-8 personas)
  • 2 manzanas (tipo golden o reineta)
  • 2 peras (tipo conferencia)
  • 100 grs. de azúcar integral de caña (más dos cucharadas para la compota)
  • 1 palo de canela o 1 cucharadita en polvo 
  • 2 cucharadas de agua
  • 150 grs. de harina integral
  • 50 grs. de copos de avena
  • 100 grs. de mantequilla (mejor fría)
  • 1 pellizco de sal (siempre uso sal marina fina)
  • 1 chorrito de ron (opcional, pero le da chispa a la receta)

Preparación 
  1. Comenzamos con la masa de nuestro crumble: Añadimos a un bol el azúcar, la harina, la avena, la mantequilla troceada y un pellizco de sal. Sin amasar, muy importante, pues no queremos una bola de masa, vamos pellizcando los ingredientes con los dedos para que se integren entre sí formando una textura arenosa. (Si veis que la masa queda muy húmeda y no se suelta bien, añadid otra cucharada de harina, ha de quedar suelta) Tapadla con film y dejadla reposar en la nevera mientras preparáis la compota.
  2. Seguimos con la compota pelando y troceando a cubos las peras y las manzanas. En un cazo incorporamos la fruta, las dos cucharadas de azúcar integral, el palo de canela o la canela en polvo, y las dos cucharadas de agua. Llevamos a ebullición, tapamos y bajamos el fuego para que se hagan poco a poco (yo las tengo al 4-5 durante 35 minutos aproximadamente y de vez en cuando, remuevo con una cuchara de palo para romper un poco la fruta) Con el fuego ya apagado, añadir un chorrito de ron a la compota y remover.
  3. Precalentar el horno a 180ºC (si tiene aire, calor abajo + ventilador; si es convencional, calor arriba y abajo)
  4. Se puede presentar de varias maneras, yo lo he montado en una fuente de horno, pero también se puede hornear en recipientes individuales para flan. En la base de la fuente o la flanera se coloca la compota de fruta (sin el palo de canela), y se cubre con la masa de crumble. Hornear durante 30 minutos aproximadamente a media altura.
  5. Se sirve calentito en copas o tazones con una bola de helado del sabor que prefiráis (yo se la pondría de canela, vainilla o mojito...) También se puede tomar frío, pero os recomiendo que lo saquéis un ratito antes de la nevera para apreciar bien los sabores.
  6. A mi me quedaron algunos trozos de masa gruesos, NO PASA NADA, una vez horneados quedarán más crujientes, tipo galleta, y en boca junto a la compota, es una mezcla deliciosa.
Si queréis hacer más masa, podéis aprovechar para hacer unas ricas galletas para la merienda ;)

Bueno, disfrutad de este rico postre, que como veis, es bien sencillo, y si no, preguntádselo a mi gatita Marruixa... jajajaja!!!

Fotos de Eduard Rodoreda
Que seáis muy felices!!! 

Un besote y hasta la próxima!!!!



17 jul. 2014

Bizcocho integral de chufa. Receta de aprovechamiento

Hola a tod@s!!!

Ahora sí que sí, el calor ha llegado y lo que apetece son bebidas fresquitas que nos quiten la sed. Así que me he animado a hacer horchata en casa, ecológica, fresquita, sin conservantes, y el resultado nos ha dejado más que contentos... 


¿Y cómo se hace horchata en casa? 1L de agua filtrada, 200 grs. de chufas remojadas de 12 a 24 horas, 80 grs. de azúcar integral de caña, 2 minutitos en la Thermomix a máxima potencia o con una buena batidora, colar en estameña o gasa, enfriar un par de horitas en la nevera, y a disfrutar!!! (Receta extraída del libro de recetas gratuíto de Chufamix.es)

Recetas de horchata tenéis montones en la red, pero pensé qué hacer con la pulpa de la chufa una vez triturada y colada, y decidí que podría usarla en un bizcocho. 

Tiene una textura similar al coco deshidratado, y aunque a nivel de sabor no predomina demasiado una vez horneado el bizcocho, sí que nos beneficiamos de las propiedades de la chufa gracias a sus minerales, ácido oleico, vitaminas E y C y pocas calorías. 
Es una joya, y eso que yo no soy muy horchatera... 

Además la chufa, incluso teniendo certificación ecológica, es muy económica, ya que 1kg cuesta entre 5€ u 8€ dependiendo del proveedor, y para 1L de horchata sólo se usan 200 grs. ¿Qué os piden por 1L de horchata artesanal en una heladería...? Evidentemente hablo de horchata fresca y natural, no la que se vende en el súper...

Textura chufa triturada y colada

Pero vamos con la receta, que es muy sencillita de hacer y creo que os va a gustar:



Ingredientes (Para 1 bizcocho de 24 cm de diámetro (8-10 personas))
  • 3 huevos frescos a temperatura ambiente
  • 150 grs. de azúcar integral de caña
  • 1 yogur natural o de limón (puede ser vegetal, es decir, sin leche animal)
  • 50 ml de aceite de girasol (también puede ser de oliva, pero el sabor será más potente)
  • 170 grs. de harina integral
  • 1 sobre de levadura o impulsor (yo lo compro biológico y sin gluten en tiendas de productos ecológicos o herbolarios) En su defecto, 2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional, pero es que a mí me encanta...)
  • 100 grs. de pulpa de chufa (la que os sobre de la horchata, la guardáis en una bolsa zip y al congelador, ya que es muy delicada y se estropea con facilidad)
  • Ralladura de 1 limón (sólo la parte amarilla. Y si no es ecológico, bien lavado con agua y bicarbonato)

Preparación 
  1. Precalentar el horno a 180ºC (si tiene aire, calor abajo + ventilador; si es convencional, calor arriba y abajo)
  2. Batir los huevos junto al azúcar hasta que blanqueen (yo lo hice con unas varillas de mano, pero se pueden usar varillas eléctricas o robot de cocina)
  3. Incorporar el yogur, el aceite, la canela y la ralladura de limón. Mezclar unos segundos
  4. Añadir la harina junto al impulsor y el pellizco de sal. Mezclar hasta que quede una masa homogénea.
  5. Por último, añadir la pulpa de la chufa y volver a mezclar todo hasta tener una mezcla uniforme y sin grumos.
  6. Engrasar el molde con un poco de aceite y espolvorear con harina para que sea más fácil desmoldar. Echar la mezcla y hornear durante 30 ó 35 minutos. Sabremos que está hecho si pinchamos con una brocheta o cuchillo, y éste sale limpio. (Si vemos que se está dorando demasiado por arriba, bajar la temperatura a 170º o tapar con un papel de horno o de aluminio)
  7. Dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar y servir con un buen vaso de horchata fresquita.
Se me ocurre, que como la chufa no tiene gluten, en lugar de usar harina integral normal, se podría sustituir por trigo sarraceno o fajol. Así tendríamos un dulce apto para personas con celiaquía.

Espero que os animéis a hacer esta receta de aprovechamiento. Eso sí, os recuerdo que la pulpa caduca muy rápido ya que es un producto fresco, así que o la congeláis para próximas preparaciones, o la dejáis en la nevera un máximo de 48 horas.


Muchas gracias por tu visita y hasta pronto!!!

UN ABRAZO Y SALUD!



26 jun. 2014

Verduritas de temporada con seitan y bulgur

Buenos días,

El Verano asoma su cabecita tímidamente, pero este tiempo loco y maravilloso que tenemos, de repente nos trae lluvias y ese fresquito tan bueno...
Es por ello que aún apetecen platos calientes o templados, y si además son saludables, mejor que mejor!



Para quienes no conozcan el seitan, conocido también como la carne vegetal, decirles que es una de las proteínas vegetales por excelencia gracias a sus magníficas propiedades nutritivas y su alto valor biológico.
Se elabora a partir del gluten de trigo, así que las personas celíacas no deberían consumirlo, pero quienes no tengan problemas de intolerancia, deben saber que es un alimento completísimo y muy fácil de digerir.
Al no contener grasas saturadas, no produce colesterol malo y además nos proporciona minerales como el calcio.

No sólo es fácil de cocinar y muy versátil en la cocina, sino que ofrece una alternativa vegetariana a aquellas personas que desean texturas similares a la carne en sus platos.

Entre los ingredientes que se utilizan para su elaboración encontramos harina de trigo, shoyu, tamari, alga kombu, jengibre y ajo.

Podréis encontrar el seitan en las neveras de tiendas de productos bio y/o en tiendas de alimentación oriental.

¿Y el bulgur, qué es? Similar al cuscús en su forma y elaboración, el bulgur, propio de los países de Oriente Medio o el norte de África, entre otros, es trigo partido que primero se cuece, se seca, y por último, se parte. 

He querido utilizar el bulgur para mantener el equilibrio nutricional de la receta y no hacer mezclas que luego pueden dificultar nuestra digestión. Pero podríais acompañar la receta con quinoa, arroz integral o mijo.

Ingredientes (Para 4 personas)
  • 500 grs. de seitan (serían 2 paquetes de 250 grs. Yo lo compro de la casa Vegetalia, en Veritas)
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 tomates rallados (1 si es grande)
  • 1 calabacín
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina
  • Pimienta
  • Bulgur para guarnición

Preparación 
  1. Lavar y pelar las verduras. 
  2. Trocear a cubos pequeños el seitan. Reservar el líquido para añadirlo al salteado.
  3. Pelar y trocear un trozo pequeño de jengibre fresco y reservarlo junto al seitan.
  4. Cubrir el fondo de una olla con aceite de oliva virgen extra, y añadir las verduras reservadas junto a la hoja de laurel. Salpimentar y pochar durante unos 3 ó 4 minutos.
  5. A continuación, añadir el seitan troceado junto al jengibre, dar unas vueltas e incorporar el tomate rallado.
  6. Cocinar a fuego medio-bajo, con la tapa puesta, durante unos 30-35 minutos. Remover de vez en cuando para que no se agarre al fondo.
  7. Dos o tres minutos antes de finalizar la cocción, espolvorear con el orégano.
  8. Rectificar de sal y pimienta, y dejar reposar tapado unos minutos.
  9. Mientras reposa nuestro guiso, preparamos el bulgur: Poner un vaso y medio de agua en un cazo con un pellizco de sal. Cuando rompa a hervir, añadir 1 vaso de bulgur, tapar, y apagar el fuego. En unos 5 minutos habrá absorbido el agua y estará listo para usar.


Y aquí tenéis el resultado, un plato completo y muy saludable.


Espero que os animéis a probarlo! Aunque puedan resultaros ingredientes poco comunes, cada vez son más accesibles y no resultan nada caros.

Un abrazo y hasta pronto!!!